La importancia de la actividad física en el adulto mayor

La actividad física es de suma importancia en la vida de un anciano. El ejercicio otorga innumerables beneficios tanto físicos como psíquicos y ayuda a los abuelos a vivir mejor en esta etapa de la vida.

Foto Web

Por Germán Barrera Borrajo
@GerBarrera

La actividad física es esencial para la vida del adulto mayor, ayuda a mejorar el aspecto físico de la persona y también el psicológico, aumentando la socialización.

“Un adulto tiene que hacer deportes, actividad física, salir a caminar porque esto mantiene el cuerpo activo y mejora la calidad de vida”, afirmó Susana Noemí Borrajo, licenciada en gerontokinesiología y especialista en el adulto mayor. “Además de la parte física, (el deporte) ayuda a mantener la mente activa por medio de los procesos de socialización, en donde el adulto está en contacto con otras personas e interactúa con ellas”, agregó.

Los ancianos tienen muchas posibilidades a la hora de recrearse, muchos son los centros de jubilados que ofrecen diferente tipos de actividades. También algunos de los gimnasios particulares tienen entre sus actividades programas para ancianos. Por ejemplo, en muchos clubes de la ciudad se ofrece natación especializada para la tercera edad.

Pero no solamente se pueden realizar actividades particulares: podemos encontrar diferentes tipos de deportes que van a ayudar al anciano en su tarea recreativa. En el ámbito deportivo existen numerosas competencias destinadas exclusivamente a los deportistas de más de 60 años,  a estos torneos se los denomina “masters”.

Algunos deportes que podemos nombrar es la natación, que cuenta con importantes torneos masters  a nivel provincial y nacional, o las mami hockey, deportistas retiradas que tienen su propio torneo de hockey.

Entre las ventajas que tiene la actividad física se puede conseguir un mejor funcionamiento de todos sus sistemas: cardiorespiratorio, endócrino, digestivo, motoro, etcétera”, enfatizó Susana.

Otro aspecto a tener en cuenta son las actividades psíquicas que se pueden realizar, ya sean juegos de mesa, crucigramas o rompecabezas. Todo esto va a ayudar a mantener la mente activa y ágil.

Según Borrajo, el peor enemigo del anciano es el sedentarismo que hace que el cuerpo pierda ritmo y pueden comenzar los problemas de salud. El anciano tiene que tener una vida activa donde la socialización y la actividad física estén siempre presentes.

Actividad física en adultos mayores: Susana Borrajo